España, cuna de una explosión de fruta tropical en Europa

Vegaffinity
Publicado hace 1 año 0 valoraciones chat_bubble (0 comentarios) thumb_up0

Hace un par de décadas, se iniciaban en el sur de España una serie de investigaciones agrícolas relacionadas con diversas especies de árboles que, por sus condiciones, se desarrollan y crecen en climas tropicales. La realidad es que el emprendimiento, la globalización, y la consecuente exportación de grandes productos vegetales hacia el resto del mundo, han propiciado la aparición en España de una serie de alimentos que, por sus características, solo se podían encontrar en el sur de China, Vietnam o en el sudeste asiático. Y es que como bien comentábamos, el clima subtropical que encontramos en la comarca malagueña de Axarquía, o en la costa de Granada, ha propiciado el alzamiento de España como cuna para la exportación de estos vegetales hacia toda Europa.

Hablamos de frutos tropicales totalmente asentados en nuestros mercados como son el lichi, el mango y el longan, y otros en proceso de investigación tales como la stevia, la moringa o la guanábana. Desde Vegaffinity, como impulsores y defensores de todos los productos vegetales que la buena tierra nos proporciona, os arrojamos algo de luz sobre estos maravillosos frutos que, sin duda, os sorprenderán tanto en propiedades como en sabor.

En este caso, nuestros compañeros de botanical online, a quiénes podéis visitar en este enlace para informaros ampliamente de cualquier vegetal, nos permitieron conocer mucho más sobre los maravillosos productos que aquí os presentamos. Además, una gran cantidad de datos publicados por el diario andaluz SUR, nos ofrecen una representación exacta de la realidad que atañe a esta cuestión.

 

Asia: el origen del fruto tropical

Tal y como relatábamos en la introducción, el constante flujo migratorio que envuelve al planeta influye sobremanera, como es obvio, en el consumo de productos originarios de su tierra natal. En España, según los últimos datos de Padrón Continuo facilitados por el Instituto Nacional de Estadística, casi 400.000 habitantes de la población son de origen asiático, de los cuales la mitad proceden de China.

Es por ello que ante este boom migratorio, sus productos comenzaron a exportarse hacia nuestro país en la última década, debido al elevado consumo entre la comunidad asiática. De este modo, y de manera prácticamente súbita, España pudo comprobar cómo afloraban en sus mercados una serie de vegetales que prácticamente, a día de hoy, siguen siendo desconocidos para muchos de nosotros -con la excepción más que probable del mango-.

Hoy, hablamos de un sector de la agricultura que en España, en el año 2015, facturó alrededor de 100 millones de euros. Es entonces cuando entra en acción la encomiable aportación de la Estación Experimental La Mayora, ubicada en la localidad de Algarrobo, Málaga, y que es pionera en toda Europa en la fomentación, investigación y cultivo de este tipo de frutos. El clima subtropical que envuelve a estos emplazamientos del sur de la Península Ibérica fomenta el intento de encontrar diferentes variedades de frutos tropicales capaces de adaptarse a la zona y que permitan la posibilidad de abrir nuevos mercados por explotar, productos desconocidos en el Viejo Continente y que pueden llegar a nuestras mesas durante todo el año. Productos de nuestra tierra que crecen aquí, de potente sabor e increíble textura.

 

La fresa abrió el camino; el mango, el alumno aventajado

 

Como dato esclarecedor, hay varios hechos totalmente demostrados que certifican la calidad de los productos que se extraen de esta zona. La Estación Experimental La Mayora fue la precursora e impulsora de la introducción del cultivo de fresas en Andalucía. Un hecho que hoy consideramos clave, ya que desde La Mayora se hizo posible la invasión europea de la fresa española en primavera, aunque, después, las características más idóneas del terreno y mano de obra más disponible hicieron que el fresón quedara asociado a la localidad onubense de Lepe.

 

El espectacular crecimiento del mango

Gracias a la inquietud mostrada hace ahora más de tres décadas por los agricultores, a día de hoy la localidad malagueña de Axarquía se ha convertido en el primer productor de mango de Europa. El mango es uno de los cultivos preferidos por los agricultores. Actualmente, hay cultivadas más de 3.500 hectáreas de esta fruta, que produce unas 20.000 toneladas. Hay quienes apuntan que en unos años la producción superará a la del aguacate. La comarca ha apostado casi en exclusiva por una variedad, la Osteen, lo que impide alargar la cosecha.

Sin duda, dos frutas que son consumidas en cualquier hogar de nuestro país y que demuestran la calidad del producto y el perfecto desarrollo de su investigación.

 

El fruto tropical, a escena

Como lo prometido es deuda, a continuación ofrecemos algunos datos de interés sobre el lichi o el longan, además de esas variedades más desconocidas sobre las que aportaremos algo de información. Desde Vegaffinity defendemos lo tradicional, y exploramos la novedad para facilitaros el conocimiento sobre estos maravillosos productos.

 

El lichi

Para los que lo conciben como una fruta de verano, sepan que los lichis también son aptos para el resto del año, y es que sus múltiples propiedades alimenticias convierten al lichi en una sustancia que puede ser clave y básica en cualquier dieta.

La textura del lichi es similar a la de la uva, y tienen un potente olor a rosas. Son ideales para utilizarlos en ensaladas, en un plato de arroz, un batido, o simplemente en crudo. Cualquier forma es buena para probar estos nuevos sabores sumamente saludables. Su alto contenido en vitamina C produce un efecto beneficioso en problemas glandulares y en tumores, pero es que además, su uso continuado reduce el de enfermedades cardiovasculares.

Los lichis son ricos en minerales: contienen potasio, calcio, hierro, magnesio, fósforo, cobre y zinc

Se emplea como medicina alternativa y natural, ya que elimina la tos, alivia los dolores de garganta, y es antioxidante.

 

El longan

El longan, también conocido como el ojo del dragón, es una especie muy cercana a nivel genético al lichi, y es que ambas se cultivan sobre todo en el Sur de China y Norte de Vietnam. Estos dos frutos son muy demandados por la población asiática en Europa, y en ambos casos presentan unos altos niveles de producción. De los dos, el longan es el más novedoso y reciente en la comarca de la Axarquía, dónde ya comentábamos que se produce en España.

El longan es mucho más productivo que el lichi, y la fruta puede aguantar en el árbol sin recolectar y sin que vea mermada su calidad. De menor tamaño que el lichi, tiene un sabor diferente, más ácido pero con tonos dulces.

Su uso habitual es el de incluirlo en una ensalada, combinada con otros vegetales y frutas. No obstante, su aportación en cócteles y salsas es extremadamente sorprendente, ya que otorga un toque especial y distinto en nuestras preparaciones. Su textura, similar también a la de la uva, tiene un centro gelatinoso cuyo sabor es similar al del mango. Sus propiedades nutritivas son excelsas en vitaminas A y C, además de contener minerales como fósforo, hierro, potasio, magnesio y una considerable aportación proteica.

Y lo mejor de todo, los efectos que produce en nuestro organismo. Actúa como relajante, muy recomendable en casos de estrés y depresión, además de combatir trastornos relacionados con el sueño. Además, mejora la memoria a largo plazo; también aumenta la longevidad, combatiendo los radicales libres; es altamente saludable, al ser una fruta baja en grasas; por supuesto, es perfecto para casos de anemia, ya que contribuye en la asimilación del hierro y mejora la circulación sanguínea; por último, destacamos su efecto rejuvenecedor, ayudando a la salud de nuestra piel y mejorando su color. 

 

La stevia

Hablar de la stevia es hablar de un arbusto herbáceo, cuya hoja es entre 200 y 300 veces más dulce que el azúcar, no engorda y sorprendentemente es apta para diabéticos, y más rentable que el tomate o el pimiento. Hoy en día hay una veintena de agricultores que la están cultivando.

Su utilidad más común, como es obvio, es la de edulcorante totalmente natural, alternativo al uso del azúcar o la sacarina. Además, se beneficia de que no posee los inconvenientes del consumo frecuente del mencionado azúcar. Sus componentes ayudan a combatir el aumento de peso u obesidad producida por el excesivo consumo de azúcar, además de ser adecuada para la diabetes, ya que no influye en los niveles de azúcar en sangre. Su efecto saciante no induce a querer comer más, lo que frena irremediablemente esa ansia.

 

La moringa

Una especie económicamente valiosa que procede de Asia meridional. Conocida como árbol de la vida, se trata de una planta que incluso la FAO afirma que tiene múltiples usos, desde el momento en que sus hojas, raíces y vainas no maduras se consumen como hortaliza. Además, todas las partes del árbol, ya sea corteza, vainas, hojas, nueces, semillas, tubérculos, raíces y flores, son comestibles. Su cultivo es incluso más rentable que el de la stevia.

Es uno de los vegetales más completos si consideramos su aprovechamiento o utilidad: la hoja de la moringa se puede consumir tanto cruda en ensaladas como hervida en té; las raíces, que son gruesas y con un gran parecido a las zanahorias, también son comestibles; las vainas verdes se asemejan a los guisantes, mientras que cuando maduran adquieren un sabor similar al maní; las flores y las semillas, son aptas para el consumo tan solo hirviéndolas con algo de sal.

Los beneficios nutricionales de la moringa son extraordinarios: solamente sus hojas contienen seis vitaminas, especialmente vitaminas A y C, además de seis minerales, como potasio en grandes cantidades, fósforo o hierro. También 18 aminoácidos y 46 tipos de antioxidantes, lo que las convierte en un excelente complemento natural. Las raíces de la moringa gozan de diversas propiedades curativas como ayudar con los problemas del sistema circulatorio, tiene compuestos que ayudan a regular el aparato digestivo, previniendo la diarrea o el estreñimiento. Conjuntamente la planta en sí, posee una increíble cualidad antiinflamatoria. Por otra parte, sus semillas son antibacterianas.

 

La guanábana

Conocida como la fruta anti cáncer, muchos indicios hablan de sus propiedades curativas en torno a esta enfermedad. Existen diversos estudios alrededor de la anonacina, el compuesto de la guanábana que podría tener efectos anticancerígenos. No obstante, estos estudios aun no han sido realizados con seres humanos, por lo que se trata de meras suposiciones, al menos a día de hoy.

Sin embargo, su aporte en otras vertientes de la salud está más que reconocido. Este árbol, conocido también como graviola, es de hoja perenne y nativo de las regiones tropicales, y produce una larga y espinosa fruta verde cuya pulpa es comestible. Sus aportes son inmensos, considerándose una fuente excepcional de vitamina C, y una importante fuente de vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, y minerales como hierro, magnesio y potasio. De sabor agridulce, es perfecto para explotar su jugo y realizar batidos y bebidas frías, convirtiéndose en una fuente de hidratos de carbono totalmente naturales para nuestro cuerpo.

vegaffinity tienda vegana Tienda Online Vegana Vegaffinity Más de 1.500 productos disponibles online. Reparto en España en 24/48 horas. 5% Descuento en el primer pedido. ¡Pide ya!